Si hay alguna razón para caminar en la calle,
Con soledad en el alma y con un triste semblante,
Si hay algún camino que me defina la vida,
Si existe algún encuentro, que me devuelva sonrisas.
Si estoy en este instante con el corazón herido,
Si el puñal de la distancia se me clava en el olvido,
Y esos ojos verdes, de primavera entrante,
esa piel desnuda, y ese hermoso follaje,
que entraron a mi vida, razón de alegría,
razones de mi alma al encender la chispa.
Tu llevas en tu vida, la razón de mi existencia,
Y ahora al conocerla, resulta que me deja,
Es esa cruel lejanía, que me ha apartado la vida,
Que me ha dejado soñando, y con el alma perdida.
No he de quedarme tan lejos y conquistaré los caminos,
Que algún día anduvieron desiertos, y con el corazón
herido,
Y es que mi amor prometo, que pronto estaré contigo,
Porque aunque muera primero, no quedará en el intento…

DAMI